Actualmente en el mundo, buena parte de las inequidades (desigualdades injustas y superables) en salud se relacionan con el acceso a los servicios y en general con la naturaleza y características de los sistemas de salud. Es el caso de los Estados Unidos en donde después de varios años  de implementación del Obamacare, reforma que introdujo regulaciones sin cambiar el modelo de aseguramiento, aún persisten 27 millones de personas sin protección, es decir sin seguro médico simplemente porque no pueden pagar las primas a las compañías aseguradoras. Esta situación se presenta no obstante que en el 2016 el sistema de salud norteamericano ofrece más de 60 planes distintos de beneficios con el objetivo de que los ciudadanos puedan comprarlos según sus ingresos.

Algo similar ocurre en Colombia, en donde un estudio del Instituto Nacional de Salud publicado en el año 2014 encontró que “Durante el periodo 1998-2011 se reportaron en Colombia un total de 2’677.170 muertes, (de las cuales) 1’427.535 (53%) correspondieron a causas clasificadas como evitables”. En este estudio: “La muerte evitable se define como aquella muerte que dado los conocimientos médicos actuales y la tecnología, podría evitarse por el sistema de salud a través de prevención y/o tratamiento”. Además, según Gallup, los índices de insatisfacción de los colombianos con el actual sistema de salud han crecido de manera sistemática en los últimos años hasta llegar a superar en junio de 2016 el 80% de la población.

Dada esta situación, en Estados Unidos Un número creciente de médicos y profesionales de la salud proponen un sistema de salud de “pagador único”. Invito a leer el artículo publicado hace pocos días en el American Journal of Public Health por un grupo de eminentes clínicos y científicos de ese país, incluidos profesores de la Universidad de Harvard en el que se sustenta esa propuesta de reforma estructural de la salud que consideramos puede ser de interés para quienes estamos en el campo de la salud pública en Colombia.

Bernardo Useche, PhD

Descarga articulo: http://ajph.aphapublications.org/doi/pdf/10.2105/AJPH.2015.303157